Proyecto Arqueológico Huari-Ancash

Está orientado a conocer los modos de vida de los pobladores prehispánicos de Huari. Son de especial interés los aspectos funerarios y el culto a los ancestros, para lo cual se desarrollan excavaciones arqueológicas a fin de obtener información que ayuden a comprender estos aspectos. Las trabajos arqueológicos cuentan con el auspicio del Centre de Investigación en Arqueología Precolombina de la Universidad Paris 1, Municipalidad Provincial de Huari y el Instituto de Estudios Huarinos.

Monday, November 01, 2010

Arquitectura y Función de Ñawpamarca de Huachis

ARQUITECTURA Y FUNCIÓN DE ÑAWPAMARCA DE HUACHIS

Cristian Vizconde García

Nilton Ríos Palomino

Daniel Torres Etayo

INTRODUCCIÓN

El presente artículo pretende mostrar algunos de los trabajos realizados en el sitio de Ñawpamarca, y auspiciados por la Municipalidad Distrital de Huachis, los mismos que hacen énfasis en su registro (planimétrico, estratigráfico, gráfico y químico) y conservación (limpieza y retiro de vegetación arbustiva en estructuras debilitadas).

La puesta en valor es un proceso que contempla la investigación, conservación y las acciones de promoción y difusión con la finalidad de revalorar el patrimonio cultural y mostrarlo a las comunidades aledañas y visitantes en general, pues constituye una herencia milenaria e histórica.

Ñawpamarca de Huachis se ubica en la cumbre de un cerro (N 8 959 750; E 270 780; alt. 3 900), límite de los Centros Poblados de Carash y Huachis, en el distrito de Huachis, provincia de Huari, región Ancash.

La metodología aplicada en el registro tuvo en cuenta: 1.- La definición del área nuclear del sitio arqueológico y 2.- La inferencia de la función general.

Las labores de investigación se efectuaron en tres campos: Levantamiento planimétrico del asentamiento (definición arquitectónica), excavaciones arqueológicas y análisis de muestras de suelos (fosfato y ph).

DEFINICIÓN DEL ÁREA NUCLEAR.

El asentamiento arqueológico de Ñawpamarca de Huachis, emplazado en la cima de un cerro colindante con el cerro Wiñac (en dirección suroeste), está conformado por varios montículos naturales, los cuales han sido transformados con una serie de terrazas y estructuras arquitectónicas de diversas funciones. Siete son los montículos identificados, alineados de este a oeste, con una orientación de 15º SE.

El levantamiento planimétrico con estación total definió la localización del sitio mediante coordenadas UTM, posteriormente se elaboraron los planos de planta de los elementos arquitectónicos. Los resultados fueron los siguientes:

SECTORIZACIÓN DEL SITIO

Principalmente usando la arquitectura, se diferenciaron seis sectores según los promontorios naturales, los cuales fueron denominados del I al VI:

Sector I

Muestra una serie de terrazas y, en la parte más alta, dos promontorios a modo de plataformas circulares; ambas estaban cubiertas por vegetación (ichu, espinos, arbustos, etc.).

La cima de la Plataforma 1 tiene 19 m de diámetro mayor y 8,50 m de diámetro menor, con una altura de4 m aproximadamente. No presenta estructura alguna en la cumbre.

La Plataforma 2 posee planta ovalada, con un diámetro mayor de 20 m y uno menor de 16 m, y una altura de 1,5 a 2 m. Estaba cubierta por abundante vegetación (ichu, espinos y arbustos, etc.) y se asocia con dos terrazas, a modo de espolón. En la superficie se reconocen algunos restos de chullpas (mínimo tres); sin embargo, en dirección este dichos vestigios disminuyen, notándose la presencia de afloramientos rocosos.

Sector II

Está conformado por tres promontorios naturales, los cuales fueron transformados en plataformas con dirección este - oeste, designadas como Plataformas 1, 2, y 3:

La Plataforma 1 (N 8 959 367 y E 271 079, 4 006 m.s.n.m.), con orientación de 22º NO, tiene planta ovalada, con un diámetro mayor de 14,7 m y uno menor de 9,1 m aproximadamente. En la cima de la plataforma se observan algunas piedras canteadas, desordenadas, con cierta cantidad de vegetación. Hacia el sur se asocia con un muro que divide en dos espacios el extremo sur de la siguiente plataforma, la cual mide 63 m de largo y 39,2 m de ancho en el lado este; se estrecha a 21,7 m en el oeste. Siguiendo esta última, hallamos a una estructura (E1) de planta rectangular, a modo de pequeña plataforma; los restos del paramento fueron elaborados con piedras de gran tamaño.

La Plataforma 2 (N 8 959 449 y E 271 052, 3 999 m.s.n.m.) con orientación 20º al NO; tiene una longitud de 49 m de largo y de 12 a 14 m de ancho.

Entre las plataformas 1 y 2 se ubica una estructura cuadrangular de aproximadamente 12 m de largo y11 m de ancho; conformada por algunos alineamientos de piedras, posiblemente una pequeña plataforma.

La Plataforma 3 (N 8 959 506 y E 271 033, 4 018 m.s.n.m.) presenta una orientación de 22º NO. Tiene aproximadamente 37 m de largo y 12 m de ancho. Como parte de la plataforma, en la superficie, existe un montículo de función desconocida (E3); en el frontis noreste se distinguen alineamientos de grandes piedras.

Entre los sectores II y III hay un pequeño montículo de planta ovalada y, en la parte superior, un alineamiento de piedras canteadas que lo divide en dos.

Sector III

Localizado en las coordenadas UTM N 8 959 782 y E 271 024, a una altitud de 3 992 m., con orientación 15º al NO.

Este sector está compuesto de una serie de terrazas. En la parte más alta se observa un espacio abierto que parece ser una especie de Plataforma (P1), de 65.8 m de largo y 19.5 m de ancho aproximadamente. Se puede apreciar que es levemente más alta en relación al Sector IV y más abajo que el Sector II. En la cima de la Plataforma 1 se distingue un montículo alargado (E1) perteneciente a una estructura derruida. En la parte media hay una acumulación de piedras canteadas, posiblemente restos de chullpas.

Sector IV

Está conformado por varias terrazas superpuestas. Se ubica en las coordenadas UTM N 8 960 301 y E270 803, a una altitud de 3 982 m, tiene una orientación de 33º al NO.

En la terraza más alta hay una estructura rectangular, alargada, la cual fue denominada Recinto 1 (R1). Está asociada a otros dos recintos (cuadrangulares) pequeños, catalogados como Recintos 2 y 3. En dirección sureste se ubican dos terrazas superpuestas sobre la Terraza 1 (T1) y se aprecian dos pequeños montículos de piedras; el más cercano al Recinto 2 muestra un “pircado”, mientras que el segundo parece corresponder a los restos de una chullpa.

Sector V

Localizado en las coordenadas UTM N 8 960 301 y E 270 803, a una altitud de 3 982 m.s.n.m., con una orientación de 33º al NO.

Este sector, al igual que los demás, está constituido por una gran cantidad de terrazas. En la parte más alta presenta una Plataforma (P1) de planta rectangular con esquinas curvas, de 16 m de largo y 7,7 mde ancho.

Hacia el noroeste existe otra Plataforma (P2) de 28 m de largo por 22,4 m de ancho aproximadamente. Muestra algunos recintos, resaltando una estructura circular (EC1) que parece ser una tumba saqueada.

Hacia el noreste, sobre una terraza, hay un espacio abierto denominado Plaza 1 (P1), de 53,9 m de largo por 21,7 m de ancho; delimitado por muros “pircados” de 0,80 m de espesor; en la misma dirección notamos un vano asociado con restos de un camino que se dirige al Sector VI.

Al noroeste se distinguen terrazas anchas, superpuestas, y algunos muros que delimitan grandes espacios abiertos, a modo de plazas.

En dirección sur hay un muro que desciende hasta la parte más baja de las terrazas y divide el espacio en dos sectores: hacia el suroeste, las plazas o patios con presencia de algunas chullpas; y al extremo sur, varios recintos aglutinados.

Sector VI

Está conformado por cuatro a cinco terrazas superpuestas cuya parte central culmina en una plataforma ovalada. La parte más alta se ubica entre las coordenadas UTM: N 8 960 850 y E 270 383, a una altitud de 3949 msnm, con una orientación de 48º al NW.

En la parte alta del montículo se ubica una estructura de planta ovalada, la cual ha sido denominadaPlataforma 1 (P1), esta tiene 18 m de largo y 9,50 m de ancho; en superficie no se encuentran estructuras. La altura aproximada que alcanza el muro de contención es de 3 m; hacia el lado Este se distingue una acumulación de piedras, probablemente correspondiente a una chullpa.

LAS EXCAVACIONES ARQUEOLÓGICAS EN ÑAWPAMARCA DE HUACHIS.

Las excavaciones se llevaron a cabo en dos sectores, IV y V. Los sondeos restringidos se efectuaron con el objetivo de definir la estratigrafía y recuperar material que permitiera el establecimiento de una cronología relativa del asentamiento. Las unidades intervenidas tuvieron como dimensiones 1,50 m de lado; paralelamente se hicieron análisis de fosfatos para la identificación de áreas de actividad. Cada una de las unidades fueron abiertas tomando en cuenta las pautas de la ficha técnica denominada “Ficha de Registro Estratigráfico”.

En el Sector IV se intervino el Patio 2, situado al sur de la Plaza Central, a una distancia de 10 m del Sector V. Su contorno es irregular, posee una planta casi elíptica, con dimensiones de 18 m de largo y 8 m de ancho. Presenta dos accesos con vestigios de escalinatas: uno en el extremo sureste del patio y otro en el noroeste.

El patio presentó las siguientes capas: Superficial, 1a, 1b, 2a, 2b, 3 y 4.

Así mismo, se excavó en dos recintos ubicados en el extremo sur del Patio 2. Uno de ellos posee planta semi-circular, de 4,5 m de largo por 4 m de ancho. El otro recinto muestra planta irregular, destacando una pequeña estructura rectangular (1 m de largo por 0,50 m de ancho).

Las excavaciones en estos recintos descubrió la ausencia de la capa 4.

En el Sector V se intervino el Patio 1, el cual es un espacio abierto de planta asimétrica, de 12,60 m de largo por 6,10 m de ancho. Tomando el eje longitudinal, se orienta a 72º al NO. La unidad de excavación fue ubicada en el noroeste del recinto adosado al muro perimétrico que conforma el patio.

En total se identificaron dos vanos de accesos: el primero, al este, el cual se interconecta con unRecinto Circular. Mide 0,42 m de ancho y 0,59 m de espesor de muro, se orienta 22º al NO. El segundo vano mide 0,42 m de ancho y 0,59 m de espesor de muro, se orientado exactamente al sur.

El Recinto Circular fue intervenido con dos unidades de sondeo, llegando en una de ellas hasta la Capa5. El recinto mide 10,5 m de norte a sur en su diámetro mayor, y 10,4 m de este a oeste en el menor. El contorno es bastante regular y constituye la estructura circular más grande del sitio arqueológico.

LOS ANÁLISIS DE MUESTRAS DE SUELOS (FOSFATO Y PH).

Además de las excavaciones arqueológicas, Ñawpamarca de Huachis sirvió para implementar prospecciones geoquímicas de suelo e identificar áreas de actividad. Para este objetivo, el sitio fue dividido en cinco sectores de los cuales se eligió el IV:

Estructura 1 (estructura circular 1, de gran dimensión).

Estructura 2 (estructura que delimita con el Patio 1).

Estructura 3 (estructura circular 2 de pequeña dimensión).

Estructura 4 (estructura que delimita con el Patio 2).

Estructura 5 (estructura de rectangular 1).

Estructura 6 (estructura de rectangular 2).

El procedimiento de análisis químico consistió en el empleo de dos soluciones agregadas a una pequeña muestra de 1 g de suelo arqueológico. La primera es una solución extractora de Fosfatos, compuesta por molibdato de amonio disuelto en ácido clorhídrico y agua destilada. La segunda es reveladora de la presencia de Fosfatos extraídos y se compone de ácido ascórbico disuelto en agua destilada. En presencia de sales de Fósforo se produce una reacción colorimétrica que, de acuerdo a su intensidad, se clasifica en una escala de 0 a 5.

Para colectar las muestras de suelo se procedió a dividir el área en una retícula de 1 m2 y fueron tomadas de los vértices de la retícula mediante un extractor de metal de ¾ de diámetro y a una longitud de 20 cm. Con ello se logró una cobertura de subsuelo estándar en toda el área muestreada que elimina posibles errores producidos por distorsiones provocadas por el cultivo.

Las cantidades de muestras colectadas por estructura fueron:

Estructura

Cantidad de muestras

1

24

2

78

3

20

4

67

5

21

6

40

Total

250

Las muestras fueron procesadas en el terreno y los resultados introducidos en el programa Surfer 8 para su análisis y graficación.

En términos generales, la prospección geoquímica es práctica para la identificación de patrones de contaminación significativos y uso social del espacio.

En conclusión, la prospección geoquímica de suelos ha permitido elaborar una caracterización global de los tipos principales de estructuras presentes en Ñawpamarca y sus posibles usos sociales. Las estructuras circulares de pequeñas dimensiones fueron posiblemente destinadas a habitación pues presenta un patrón de contaminación característico de este tipo de ocupación. En tanto, las estructuras cuadrangulares con valores bajos de contaminación indican otro tipo de función o circunstancias culturales en el uso del espacio; por ejemplo, abundante barrido u ocupación cultural de otra índole, tal vez del período Horizonte Tardío (Inca).

Los patios estudiados constituían, en alguna medida, lugares de producción de desechos orgánicos, sea por depósito de basura o porque estaban relacionados con el procesamiento de herramientas o alimentos (carnes, pieles, hueso, etc.). Por lo tanto también se debe analizar la distribución de los patios y sus vínculos con diferentes estructuras habitacionales circulares y rectangulares.

Los análisis efectuados en el caso de las estructuras 1, 2 y 3 han sido corroborados por las excavaciones efectuadas en el campo, lo cual demuestra la potencialidad de la prospección geoquímica para la generación de hipótesis de trabajo y la identificación de áreas de actividad, además de tener ventajas como bajo costo y rapidez.

INFERENCIA DE LA FUNCIÓN GENERAL DE ÑAWPAMARCA DE HUACHIS.

La función general se ha determinado a partir del análisis de la disposición de las diversas estructuras y espacios confortantes del yacimiento arqueológico. Se establecieron sectores y un sistema de circulación interna; además se tomó en cuenta la disposición geográfica y las áreas adyacentes, y se procedió a ejecutar una serie de excavaciones restringidas en algunas estructuras representativas.

Los seis sectores definidos presentan ciertas diferencias y a la vez características comunes. En base a las particularidades de la arquitectura y del material recuperado se infiere que al menos dos sectores (IV y V) corresponden al Periodo Intermedio Tardío (900 - 1300) e Inca (1300 - 1440). Sin embargo, se hallaron algunos fragmentos decorados que corresponderían a periodos más tempranos.

Además, un aspecto a tener en cuenta es la aglomeración de las estructuras rectangulares y circulares asociadas con patios (patrón típico del Periodo Intermedio Tardío), las que se concentraron mayormente en los Sectores IV y V, en contraste con los demás, los cuales se componen de terrazas y plataformas asociadas generalmente a estructuras simples de espacios abiertos, a modo de “corrales”, excepto el Sector I, donde en el lado noreste existe una aglomeración de recintos correspondientes probablemente a una área residencial.

En los sectores intervenidos solamente se excavaron cinco unidades, dos en el IV y tres en el V (áreas de mayor aglutinación de estructuras). El objetivo fue identificar y diferenciar funciones, por lo cual los análisis de suelo proporcionaron una sólida referencia, siendo corroborada por las excavaciones. En el caso de las estructuras circulares (dos recintos), los análisis indicaron la poca existencia de fosfato por lo cual es difícil poder adscribirlas a estructuras domésticas. Con las excavaciones también se obtuvieron los mismos resultados, a excepción de un recinto con una remodelación anterior (caso que se tratará líneas más adelante). Respecto a las construcciones rectangulares (dos recintos), con los análisis de suelo se halló prácticamente la ausencia de restos orgánicos, por lo que es poco probable que tuvieran función doméstica. El análisis en los recintos abiertos (patios) resultó en un mayor grado de presencia de residuos orgánicos en contraste con los circulares y rectangulares, por lo que es probable que las actividades diarias con el respectivo descarte de basura correspondan a este tipo de edificaciones.

En los recintos circulares es notoria la ausencia o poca presencia de actividad doméstica. En el recinto más grande, los materiales recuperados no indican tal actividad, por lo que probablemente las funciones fueron otras (pernoctar, por ejemplo).

El recinto conocido por los lugareños como “La Capilla” tuvo gran importancia y congregó a muchas personas, probablemente para el culto; las evidencias arqueológicas demuestran que el recinto fue limpiado en el momento de su abandono; la presencia de banquetas y hoyos alineados es importante y refuerzan la hipótesis de la función ritual. Esta construcción tiene características arquitectónicas Inca como el vano de doble jamba, además se halló un tiesto con ese estilo recuperado en la excavación del Patio 2.

La investigación demuestra que hubo varias ocupaciones en Ñaupamarca, las cuales se remontan al Periodo intermedio tardío hasta el Horizonte Tardío, sin descartar ocupaciones más tempranas. Se ha confirmado la remodelación y construcción de recintos en diferentes momentos, es probable que ello corresponda al crecimiento del asentamiento, especialmente de los sectores IV y V.

CONCLUSIONES

1. Ñawpamarca de Huachis presenta ocupaciones de los periodos Intermedio Tardío y Horizonte Tardío, aunque se han identificado ocupaciones más tempranas.

2. Está en la cumbre de un cerro aledaño a la localidad de Huachis, y se accede a través de un camino con características prehispánicas, probablemente Inca.

3. Es un asentamiento de carácter administrativo con sectores residenciales, una gran plaza rectangular y estructuras funerarias.

4. Los análisis deben ser extendidos a otros sectores del sitio con el objetivo de conocer el uso del espacio mediante la identificación de áreas de actividad.

Finalmente, el inicio de la puesta en valor de Ñawpamarca de Huachis es una tarea que cuenta con el apoyo del Gobierno Municipal de Huachis y de la población, quienes se han comprometido a continuar de manera organizada las labores de cuidado de su patrimonio arqueológico en procura de su inserción dentro de un circuito turístico y con el compromiso de fomentar la investigación continua a fin de acrecentar el conocimiento acerca de los antiguos grupos sociales que habitaron ese territorio.

Figura 1. Plano de ubicación.

Figura 2. Plano del sitio Ñaupamarca de Huachis.


Figura 3. Recinto 1 del Sector IV, llamado también “La Capilla”.


Figura 4. Gran plaza o patio del sitio.


Figura 5. Estructuras cerca de la gran plaza. Obsérvese el vano.


Figura 6. Recinto cuadrangular con hornacinas.


Figura 7. Excavación que descubrió una ocupación más antigua.


Figura 8. Recinto circular, el más grande del sitio.