Proyecto Arqueológico Huari-Ancash

Está orientado a conocer los modos de vida de los pobladores prehispánicos de Huari. Son de especial interés los aspectos funerarios y el culto a los ancestros, para lo cual se desarrollan excavaciones arqueológicas a fin de obtener información que ayuden a comprender estos aspectos. Las trabajos arqueológicos cuentan con el auspicio del Centre de Investigación en Arqueología Precolombina de la Universidad Paris 1, Municipalidad Provincial de Huari y el Instituto de Estudios Huarinos.

Monday, November 01, 2010

Marcajirca

MARCAJIRCA: CRONOLOGÍA, FUNCIÓN Y MUERTE

Bebel Ibarra Asencios

INTRODUCCIÓN

El presente trabajo es un resumen de las investigaciones arqueológicas llevadas a cabo de manera interrumpida desde 1999 hasta la fecha en el sitio de Marcajirca. En 1999 se realizó un primer levantamiento topográfico que sirvió de base para saber la extensión del sitio, en el año 2000 se iniciaron las labores de limpieza, y en el año 2005 iniciamos las investigaciones, realizando excavaciones arqueológicas, las cuales han comenzado hasta el presente.

Los trabajos en Marcajirca forman parte de mi tesis doctoral en la Universidad La Sorbona de Paris; en los últimos años cuenta con la participación de varios colegas que apoyan en las actividades, principalmente en antropología física.

Todas las temporadas de investigación fueron auspiciadas por la Municipalidad Provincial de Huari, excepto la temporada 2006, que fue autofinanciada.

Las investigaciones en este sitio buscan revelar información acerca de la cronología, función, el rol de la presencia de los muertos en el desarrollo del sitio, que incluye aspectos relacionados al culto a los ancestros.

UBICACIÓN Y LÍMITES

Marcajirca se localiza entre los distritos de Cajay y Masin, en las siguientes coordenadas UTM 265650 E, 8962270 N, a una altitud de 3800msnm. Ocupa los terrenos de la Comunidad de Chinchas, Huaripampa y Pomachaca.

Ocupa aproximadamente 40 hectáreas, sólo en la parte principal. Es probable que su área original sea de unas 100 hectáreas y consta hasta el momento de 4 sectores (Fig. 1).

El área que corresponde a Chinchas es la parte principal y ocupa las laderas Oeste y Este, donde se encuentra la mayor cantidad de chullpas y cuevas. El área que corresponde a Pomachaca abarca la parte Sur del sitio y la ladera Este donde existen numerosas plataformas y cuevas funerarias. El área que corresponde a Huaripampa comprende toda la parte Norte de la ladera Este, conformado por una gran cantidad de terrazas, plataformas y estructuras que aún no se han limpiado.

Marcajirca es un conjunto de estructuras que se encuentran en la cima del cerro del mismo nombre, extendiéndose hacia ambas faldas. Presenta recintos de planta circular, murallas, muros de contención, terrazas, patios y plazuelas, hechas con piedras canteadas, unidas con argamasa de barro. Las chullpas registradas muestran, en su gran mayoría, restos óseos humanos, tanto de adultos como de niños; sus techos en gran medida se encuentran en mal estado de conservación, generalmente derrumbadas.

LA INVESTIGACIÓN ARQUEOLÓGICA EN MARCAJIRCA: OBJETIVOS Y METODOLOGÍA

Muchos han leído u oído hablar acerca del sitio arqueológico Marcajirca. Al conocer dicho sitio, surgen interrogantes, como por ejemplo: ¿de qué época data?, ¿qué fue exactamente Marcajirca?, ¿cuáles fueron las actividades que realizó la población que vivió ahí?, ¿qué significado tienen todos los huesos que se hallan en las chullpas?, ¿qué son las chullpas?, etc. Preguntas que no son fáciles de responder y que toma mucho tiempo de investigación.

La investigación en Marcajirca ya lleva más de cuatro años. Las primeras excavaciones se realizaron en el 2005, con apoyo y presupuesto muy limitado, pero con una gran motivación por conocer una parte del pasado prehispánico de Huari. Actualmente, ya se puede responder algunas de las preguntas formuladas líneas arriba.

¿De qué época data Marcajirca?

Gracias a fechados con radio carbono obtenidos de las temporadas 2006 y 2007, se pudo definir que la ocupación más antigua de Marcajirca se remonta hacia el año 1020 d. C. y la ocupación más tardía corresponde hacia el año 1640 d. C. Ello significa que tuvo una ocupación de casi 600 años y posiblemente estuvo funcionado hasta la llegada de los incas a territorio huarino en el año de 1474.

¿Qué fue exactamente Marcajirca?

La respuesta guarda relación con la funcionalidad que tuvo el sitio; en ese sentido las excavaciones estuvieron orientadas a ello. Así, se ha podido determinar un sector residencial, donde lógicamente las actividades fueron domésticas (dormir, cocinar, reproducirse, comer, etc.). Lo cual se determinó al recuperar material doméstico, como fragmentos de ollas con restos de hollín, instrumentos de cocer, agujas hechas de hueso, huesos de animales quemados y algunos con huellas de corte, batanes, manos de moler, piruros, que son instrumentos que se usan cotidianamente en las viviendas. De esta manera se pudo inferir que las estructuras excavadas habían sido casas, por lo que dicho sector fue denominado residencial. El Sector Residencial de Marcajirca comprende alrededor de 50 casas, lo cual permite calcular una población mínima de al menos 300 personas.

También existe un Sector Funerario, el cual está conformado principalmente por chullpas y cuevas funerarias.

Una chullpa es una estructura funeraria, es decir, una tumba donde eran sepultados los antiguos huarinos, cuya particularidad era estar siempre abierta, puesto que su acceso nunca se sellaba de manera permanente.

Existe, de igual modo, otros sectores en Marcajirca, como el Anfiteatro y el Torreón que son de carácter público, donde se realizaban actividades que congregaba a la población. Pero aún falta mucho por descubrir, se desconoce aún las características de la parte superior de Marcajirca y el lado Oeste (orientado hacia el centro poblado de Chinchas); en el 2008 se ha comenzado la limpieza para descubrir esa parte y se está a la espera de los resultados.

En resumen, hablar de Marcajirca es hablar de un PUEBLO, con calles, plazas, casas, tumbas, etc.

¿Qué significado tienen todos los huesos que se hallan en las chullpas?

Los huesos hallados son vestigios de sepulturas, que se han hecho en chullpas y cuevas. Las causas de la mortandad es un tema que está siendo estudiado por antropólogos físicos. Entre los objetivos está el determinar la edad promedio de los habitantes, la estatura, el sexo y también identificar algunas enfermedades que dejan huellas en los huesos.

LOS SECTORES DE MARCAJIRCA

El Sector Funerario (B)

Este sector ocupa la parte baja del sitio, se halla al Norte del Sector Residencial. Hacia el Oeste se aprecia un aserie de farallones que dan protección y a la vez limitan el sitio con el Sector Alto (E). Se extiende unos 180 m, de Sur a Norte y unos 60 m de Este a Oeste. Hacia el Este se halla una ladera muy empinada, que se prolonga hasta las cercanías del río Puccha (unos 900 m). Hacia el lado Norte limita con los sectores C y D (en ambos sectores no hay chullpas).

En este sector existen 38 chullpas y 19 cuevas funerarias, todas ellas con restos óseos humanos en su interior. Debido al estado de conservación de este sector y a la presencia de vegetación no se descarta que el número de chullpas y tumbas sea mayor (Fig. 2).

El Sector Residencial

Ocupa la parte Sur del sitio, sobre un terreno elevado, respecto a los otros sectores. La mayor parte de las estructuras tienen planta circular, los vanos de acceso no tienen una orientación en común, el diámetro de las estructuras varía entre 3 a 4 m. Los muros pueden alcanzar hasta 2 m de alto, estos están construidos con piedras unidas con argamasa de barro, con un acabado tosco al interior (Fig. 3).

Las excavaciones en este sector proporcionaron material utilitario, como ollas, manos de moler, batanes, etc.

Existen alrededor de 40 casas en dicho sector, así como plazas y algunas chullpas y cuevas con restos óseos humanos.

Las estructuras se encuentran unidas, y dado la espesura de la vegetación, aún falta determinar las vías de tránsito entre ellas. Además, se encuentran distribuidas sin mayor orden.

En algunas de las estructuras se advierte la existencia de una chullpa en su parte media, corresponde a la Estructura 3; la chullpa se ubica de tal forma que sus lados Norte y Sur conforman los muros de otras dos estructuras diferentes.

En este sector se ha podido identificar dos Ushnus o estructuras ceremoniales, donde se realizaban rituales. En las chullpas se ha recuperado pequeñas esculturas de piedra (3 cm) en forma de caracol, también esculturas en huesos, todo ello frente al acceso de las chullpas, lo que muestra que estas eran objeto de rituales.

El Sector C

Comprende el sector ubicado en el extremo Norte del sitio, que limita con la muralla. Ocupa la parte noreste, a continuación del Sector B o Funerario. Está compuesto principalmente por dos estructuras, de características especiales: el “torreón” y el “anfiteatro”. Una descripción de ellos se presenta a continuación:

- El Torreón

Ubicada cerca al borde del sitio, junto a la pendiente Este. Es una estructura muy grande, mide 7,5 m de ancho y 10,5 m de largo; muestra muros muy gruesos, llegando a medir hasta 1,5 m de ancho.

El muro del lado Oeste se proyecta desde la parte alta, elevándose alrededor de 3 m, lo cual le da una imagen semejante a una torre (de ahí el nombre).

Esta estructura esta relativamente aislada, ya que no limita con ninguna otra (Fig. 4).

- El Anfiteatro

Ubicado junto a la muralla que delimita el sitio, en el extremo Norte. Tiene planta semi ovalada; la muralla es recta y de forma escalonada, orientada de Este a Oeste y mide 26 m de longitud. El eje Norte – Sur mide 27 m.

La plaza tiene en el lado Este y oeste tres escalones o gradas, siendo el ancho de estas en promedio de 4 m, cada uno de una altura de alrededor 1,5 m, por tanto entre el patio o “escenario” y el ultimo escalón existen alrededor de 5 m de distancia. Los muros de los escalones son piedras de gran tamaño, algunas miden hasta más de un metro de alto. Probablemente se trate de la estructura más antigua del sitio (Fig. 5).

El Sector D

Está localizado en el extremo noreste, al Este del Sector C, bajo el farallón que divide el sitio en una parte baja y alta.

Este sector, sin mucha vegetación, comprende mayormente plataformas y grandes “canchas”.

TIPOLOGÍA DE LAS ESTRUCTURAS FUNERARIAS

Las investigaciones realizadas en el sitio de Marcajirca revelan una gran cantidad de estructuras funerarias, las cuales han sido clasificadas en dos tipos que poseen características morfológicas peculiares y que se repiten en algunos sitios de la cuenca del río Puccha:

Chullpas

Se han identificado 38 y se caracterizan por tener una arquitectura vertical, construida con piedras unidas con argamasa de barro; presentan techo cónico a base de lajas de piedras delgadas superpuestas; también accesos a desnivel o elevados, con dimensiones de 0,40 por 0,45 cm en promedio, la orientación de estos no obedece a un patrón determinado, es muy distinta la una de la otra. En el interior presentan una serie de piedras sobresalientes a manera de "colgadores", en las esquinas se observan lajas más gruesas unen los vértices de las paredes. Algunas de estas estructuras presentan huellas o restos de enlucido de color rojizo (el enlucido se caracteriza por una arcilla muy fina con presencia de paja muy delgada). (Fig. 6).

Varias de estas estructuras poseen techos casi planos, también a base de lajas delgadas de piedra, otras poseen dos niveles y dos accesos para cada uno de ellos; aunque el número de estas es poca en comparación con las de un solo nivel (3); también presentan hornacinas en el interior. En la mayoría de la estructuras de este tipo se puede observar restos óseos, incluso en las que están derrumbadas.

Cuevas Funerarias

Se ha podido identificar 8 cuevas, no descartando que existan más. Se caracterizan por hallarse debajo de grandes rocas, donde se construyeron pequeños muretes que delimitan un área y un acceso. El área delimitada depende del tamaño de la roca, pero generalmente es de 1,5 m2. La presencia de restos óseos es evidente, algunas de ellas sólo presentan cráneos y algunos con remodelaciones, siendo el tipo seudo-circular el más común. (Fig. 7).

CONCLUSIONES

Marcajirca es un pueblo prehispánico que estuvo ocupado desde el año 1020 d. C. hasta el 1640 d. C.; sin embargo, no se descarta que exista una ocupación más antigua.

Los sectores existentes son de carácter residencial, funerario y público (C y D); el residencial compuesto mayormente por casas de planta circular, el sector funerario por chullpas y cuevas funerarias y el publico por el torreón y el anfiteatro.

El análisis de cerámica muestra que la mayoría es tardía, hecha con shashal proveniente de las minas de la zona la laguna de ventanilla en Acopalca. Igualmente se ha encontrado algunos fragmentos de tipo Inka Imperial.

El Sector Funerario muestra una reocupación que varía entre el Intermedio Tardío a Horizonte Tardío; no se descarta la presencia de material del Horizonte Medio. La asociación cronológica entre las chullpas y las estructuras a su alrededor por el momento no es clara.

El Sector Funerario, además de una gran presencia de chullpas, presenta estructuras sin actividad doméstica, como por ejemplo las Estructuras 1, 2 y 4, siendo el caso de la Estructura 3 atípico, pues la gran cantidad de material doméstico recuperado forma parte de rellenos.

Figura 1. Plano del sitio de Marcajirca
.

Figura 2. Vista panorámica.


Figura 3. Vista del sector residencial.


Figura 4. Vista del Torreón.


Figura 5. Vista del Anfiteatro y del Torreón.


Figura 6. Vista de la chullpa mayor con huellas de enlucido o tarrajeo en la parte superior, de color rojo y blanco.


Figura 7. Vista de una cueva funeraria.